El vino, ese caldo que nos da la tierra a través de sus uvas va ligado a nuestra historia, nuestra identidad, nuestra cultura y nuestros hábitos de consumo mediterráneos. Cada vez vamos retomando más bodegas la idea de volver a lo auténtico y natural, “lo de toda la vida”por medio de la agricultura ecológica, aportando así mayores beneficios a nuestro organismo y sobre todo siendo más sostenibles con nuestro entorno y con la tierra que nos da sus frutos. ¿Cómo? Empleando menos productos químicos en los campos y en la elaboración de nuestros vinos, al igual que usando elementos orgánicos naturales en el abono de nuestras vides, se prohíben los abonos minerales y la quema de los restos del cultivo para mantener una buena conservación de la flora microbiana del suelo.

 

Es imprescindible que para estar catalogados como producto ecológico nuestros viñedos estén antes 3 años previamente cultivados bajo el régimen ecológico para denominarnos posteriormente como tal. Respecto al embotellado es necesario que se realice sin tratamientos y que la vinificación se haga sin el antiséptico y antioxidante SO2, ya que puede tener efectos negativos en la salud. El vino ecológico contribuye a disminuir la obesidad y el sobrepeso, ayuda a frenar el crecimiento de bacterias bucales, mejora el funcionamiento del cerebro y previene la demencia, nos ayuda a liberar endorfinas, lo que hace que estemos más alegres y nos encontremos mejor, previene problemas cardiovasculares y aumenta los niveles de colesterol bueno, reduce el riesgo de padecer cáncer. Éstos son algunos de los múltiples beneficios que el vino ecológico nos aporta en su consumo moderado. Ello se debe en gran parte a los compuestos polifenólicos, es decir, los antioxidantes que se encuentran en la piel y las pepitas de la uva.

¿Cómo sabremos que un vino es ecológico? Muy sencillo, en la contraetiqueta de nuestros vinos siempre encontraremos el certificado ecológico europeo caracterizado por la silueta de la hoja blanca sobre el fondo verde y otro sello de calidad muy importante, el de producto ecológico de cada comunidad autónoma.

Consumiendo productos ecológicos contribuimos a una mejor sostenibilidad del medio ambiente y ayudamos beneficiosamente a nuestra salud. Como véis, son todo ventajas, ¿A qué esperáis a comprobarlo con los vinos ecológicos de Bodega Aranleón?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This